Falsos Cristianos En Costa Rica

Falsos Cristianos En Costa Rica La historia de los estafadores de Sarchí continúa … Es toda una familia que vive sin conciencia aprovechándose de los demás. Venden una finca y usan el dinero para pasear, cambiar de carro y hasta costean viajes de los hijos al extranjero, pero no se les ocurre pagar deudas. Lo peor es que las manzanas podridas contaminan el resto de la canasta y son capaces de guardar una falsa careta a la vista de los demás. Uno no podría creer que miembros destacados de una Iglesia tapen y maquillen los crímenes de los hijos. Lizardo Castro y Rocío Benavides, son parte de la Iglesia Casa de Oración Sarchí y se han convertido en estafadores en la misma línea de su hijo Juan Diego Castro. Utilizan una cara y un discurso engañoso para causar una impresión falsa de lo que son: lobos con piel de oveja. Me pregunto si Rocío Benavides, así como es capaz de hacerse la vista gorda de las estafas de su hijo ¿¿¿No sería capaz de estafar a sus compañeros de la Iglesia Casa de Oración Sarchí en la cual participa como miembro de la Junta Directiva??? Es que uno se hace estas preguntas porque ella y el esposo teniendo y manejando los recursos millonarios del hijo ladrón y conociendo perfectamente que él tiene deudas por pagar, de las cuales ellos mismos han sido testigos, y han reconocido la terrible injusticia que ha hecho, no han tenido escrúpulos, han disimulado al punto de desentenderse y solapar estos hechos tan bajos y criminales. Incluso hasta lo apoyan en acciones discutibles como el hecho de divorciarse, pero seguir viviendo con su esposa como una pareja tradicional. ¿Que estarán planeando ahora? ¿Quién será la próxima víctima?

Uno no comprende como Rocío Benavides y Lizardo Castro pueden dormir, hablar de Dios y de la Biblia todos los días con tanta hipocresía.

Dios quiera que las buenas personas de la Iglesia Casa de Oración se den cuenta a tiempo antes de que los manipulen con sus discursos de Falsos Cristianos y los terminen estafando sin ningún sentido de culpabilidad.

Alejandro “Oso” García Lòpez – Risks Inc. Mexico